Adoptar una buena postura

Las malas posturas crean mucho estrés en la columna y tensión muscular crónica, lo que provoca dolor y rigidez. Esto sucede porque el peso de la parte superior del cuerpo lo tienen que soportar los músculos de la espalda en lugar de los huesos de la columna. Cuanto más se desvíe nuestra postura de la postura normal, mayor estrés sufrirá la espalda y más dolor sentiremos.

Este es un ejercicio sencillo para mejorar la postura. Para hacerlo, solo se necesita una pared plana. Apoye la espalda en la pared y ponga los talones, los hombros y la cabeza hacia atrás hasta que toque la pared. Con esta postura, sepárese de la pared e intente mantener la postura tanto como pueda en su rutina diaria.