Fibromialgia

La palabra fibromialgia proviene del término latino para tejido fibroso (fibro) y los términos griegos para músculo (myo) y dolor (algia). El síndrome de fibromialgia es un trastorno crónico caracterizado por un dolor muscular generalizado, fatiga y múltiples puntos sensibles que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Según los expertos, la fibromialgia se define como un cuadro clínico de dolor en los cuatro cuadrantes del cuerpo durante más de tres meses. Dolor en los cuatro cuadrantes del cuerpo significa que se tiene dolor en el lado izquierdo y en el derecho, por encima y por debajo de la cintura. Los expertos también describen 18 puntos sensibles característicos en el cuerpo que se asocian a la fibromialgia. Para ser diagnosticado de fibromialgia, una persona debe tener 11 o más de esos puntos sensibles. Además del dolor y la fatiga, las personas con fibromialgia pueden experimentar los problemas siguientes:

* trastornos del sueño

* rigidez matutina

* dolores de cabeza

* síndrome del colon irritable

* dolor durante los períodos menstruales

* entumecimiento u hormigueo en las extremidades

* síndrome de las piernas inquietas

* sensibilidad a los cambios de temperatura

* problemas cognitivos y de memoria.

La fibromialgia se confunde a menudo con otra enfermedad llamada “síndrome de dolor miofascial” o “miofascitis”. Tanto la fibromialgia como la miofascitis pueden provocar dolor en los cuatro cuadrantes del cuerpo y suelen tener unos puntos sensibles parecidos, pero las dos enfermedades no tienen nada que ver.

La miofascitis es una enfermedad inflamatoria debida a una sobrecarga o una lesión en los músculos, mientras que la fibromialgia está causada por un cambio en el metabolismo y la curación provocado por el estrés. La miofascitis tiene tendencia a aparecer de forma bastante repentina y se suele asociar con una actividad o lesión concreta; la fibromialgia, en cambio, tiene un inicio lento e insidioso y suele aparecer en los primeros años de la edad adulta.

 Es muy importante diagnosticar cada una de estas enfermedades correctamente, ya que requieren enfoques muy diferentes del tratamiento.