Historia

Hipócrates, el famoso médico griego que vivió del 460 a.C. al 357 a.C., escribió un texto en el que detallaba la importancia de la manipulación manual. En uno de sus escritos dice: “Conoce la columna, puesto que es un requisito necesario para muchas enfermedades”.

De la manipulación manual de la columna y otras articulaciones del cuerpo se ha hablado durante mucho tiempo. En escritos antiguos de China y Grecia datados entre el 2700 a.C. y el 1500 a.C. se menciona la manipulación vertebral y las maniobras en las extremidades inferiores para aliviar la lumbalgia. Se han encontrado pruebas de manipulación manual del cuerpo en las antiguas civilizaciones de Egipto, Babilonia, Siria, Japón, los incas, los mayas y los nativos americanos.

El inicio oficial de la profesión de quiropráctico se remonta a 1895. Dos años más tarde, en 1897, el Dr. Palmer inauguró la Palmer School of Chiropractic en Davenport, Iowa, que continúa formando doctores en quiropráctica en la actualidad.

A lo largo del siglo XX la profesión de quiropráctico ha obtenido un reconocimiento y un apoyo científico considerables. Los estudios de investigación han demostrado claramente el valor de la quiropráctica para reducir los costes en sanidad, mejorar las tasas de recuperación y aumentar la satisfacción de los pacientes. De hecho, un estudio muy amplio realizado en Canadá, el estudio Manga, de 1993, llegó a la conclusión de que la quiropráctica ahorraría cientos de millones de dólares anualmente en prestaciones por incapacidad laboral y gastos sanitarios directos. Varios estudios importantes realizados por el gobierno de los Estados Unidos, la Rand Corporation y otras instituciones han demostrado el increíble valor del tratamiento quiropráctico.