Una columna vertebral sana

Si su estilo de vida no incluye suficiente movimiento, el cuerpo no puede funcionar de forma eficaz. Puede que no esté sano físicamente y podría sufrir una gran variedad de dolencias físicas.

El cuerpo humano es un sistema increíblemente complejo de huesos, articulaciones, músculos y nervios concebidos para trabajar juntos con el fin de conseguir una sola cosa: movimiento. Recuerde que el movimiento es vida. Todo en el cuerpo humano está concebido pensando en el movimiento: las fibras nerviosas estimulan los músculos para que se contraigan, los músculos se contraen para mover los huesos, los huesos giran gracias a las articulaciones y el sistema nervioso lo controla todo.

De hecho, la investigación ha demostrado que el movimiento es tan importante para la salud de nuestro cuerpo que la falta de movimiento tiene un efecto perjudicial en todos los aspectos, desde la digestión hasta el estado de ánimo, pasando por la función inmunitaria, la capacidad de concentración, nuestra forma de dormir e, incluso, la longevidad. Si su estilo de vida no incluye suficiente movimiento, el cuerpo no puede funcionar de forma eficaz. En primer lugar, no estará tan sano físicamente y sufrirá una amplia variedad de dolencias físicas, desde dolores de cabeza hasta hipertensión arterial. En segundo lugar, no será tan productivo debido a la disminución de los niveles de energía y a la falta de capacidad para concentrarse. En tercer lugar, como tendrá menos energía, su nivel de actividad tenderá a disminuir aún más con el paso del tiempo, con lo que se generará una espiral descendente de disminución de energía y menos actividad hasta llegar a un punto en el que incluso las exigencias de un trabajo sedentario le dejarán físicamente exhausto al final del día.