Dormir bien

La investigación indica que la cantidad y la calidad de las horas de sueño que dormimos afecta profundamente a nuestro bienestar. Dormir por la noche es fundamental para la recuperación de la salud.

Los expertos del sueño explican que el vínculo que existe entre el sueño y la disminución de la longevidad se debe al efecto inmediato que tiene la falta de sueño en el rendimiento de las personas. No dormir bien nos puede perjudicar a la hora de tomar decisiones y afecta a todo lo que hacemos.

Los investigadores del sueño indican que la cantidad y la calidad de las horas de sueño que dormimos afecta profundamente a nuestro bienestar. Dormir por la noche es esencial para conseguir un funcionamiento correcto del cerebro, el sistema inmunitario, el sistema endocrino y la digestión, así como para la energía corporal, la recuperación tras una lesión y el restablecimiento de la salud.