Equilibrio

El equilibrio y la coordinación existen cuando el cuerpo se utiliza para lo que está concebido para hacer. Ejercicios como caminar, nadar, hacer yoga, pilates, bicicleta, artes marciales y culturismo ayudan a mejorar la coordinación de los músculos. Actividades como trabajar sentado ante una mesa, leer y ver la televisión hacen lo contrario para el cuerpo. Sin darse cuenta, la mayoría de las personas tienen un estrés extremo en los músculos. Esta tensión muscular contribuye a la rigidez muscular, la restricción de movimientos y el dolor de las articulaciones. Esto sucede simplemente porque pasan muchas horas al día sentadas y no hacen regularmente ejercicios que servirían para mantener todos los músculos del cuerpo en equilibrio.